Los expertos aconsejan a la embarazada esperar ocho semanas después del parto para iniciar un tratamiento estético. Y tres meses con un alumbramiento mediante cesárea. El drenaje linfático va muy bien porque disminuye la hinchazón de las piernas. 

 

Normalmente las clínicas  de estética efectúan circuitos postparto, es decir, combinan varios tratamientos: electroterapia, cavitación, presoterapia, mesoterapia,  radiofrecuencia, LPG   La elección de la técnica depende de las necesidades de cada mujer en función del peso aumentado durante el embarazo y sus propias características. Aunque normalmente suelen combinarse.Y suelen vincularse al seguimiento de un plan nutricional. "La cirugía siempre es la última opción. 

El tratamiento postparto completo dura entre 4 y 6 meses. Al mismo tiempo que se inicia debe seguir el plan nutricional impuesto por la nutricionista. Si la mujer rebasa su peso ideal, el médico impone un régimen específico en función de sus características y si está lactando. Si a la mujer no le sobran kilos, simplemente dan unas pautas de alimentación como complemento a las máquinas.

POSTPARTO